Print

 

IMG_2596.jpg

 

Se acabó la magia del “Brujo” de Apizaco

2 de junio de 2016

Luego de 33 días de agonía, con un cuadro clínico de tetraplegia que le produjeron los golpes que le propinaron dos toros de Guanamé al estar toreando en el coso “Alberto Balderas” de Ciudad Lerdo, Durango, el reciente domingo 1 de mayo, sobre todo a su segundo, de nombre “Pan Francés”, el que lo remató y le cortó de tajo el movimiento corporal y todas las ilusiones que atesoraba en esta que era el resurgimiento desde aquel domingo 7 de enero de 2007 en la Monumental Plaza México, a sus entonces 59 años de edad, nos referimos nada más y nada menos que al sin par “Brujo de Apizaco”, don Rodolfo Rodríguez “El Pana”, quien este jueves 2 de junio se apagó la “flama” que todavía lo tenía luchando por seguir en este mundo.

El polémico, auténtico, afamado y gran diestro tlaxcalteca falleció a los 64 años de vida a las 18:45 horas en el Hospital Civil de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, luego de que el doctor Francisco Preciado, director general del nosocomio diera fe del suceso mortal y que ha puesto de luto a todo el Orbe Taurino y de verdad que así es pues a partir de aquel renacer en el ruedo del coso de Insurgentes cuando el público acudió a la tarde de su despedida, salieron aquellos toros de Garfias, sobre todo “Rey Mago” que, como el Ave Fénix, lo hicieron resurgir de las cenizas con un gran esplendor que rebasó las fronteras para inclusive interesar en cosos de Francia y España, donde se le creó toda una imagen plena de respeto al torero que “El Pana” representaba, un emisario del toreo antañón.

Rodolfo Rodríguez “El Pana” murió a consecuencias de las embestidas de dos toros, tuvieron que ser dos para acabar con él y así es como él lo deseaba, que un astado lo quitara de lo que más amaba, todo envuelto en esa magia del indiscutible e incomparable “Brujo de Apizaco”.

De acuerdo con la familia de “El Pana” y en coordinación con la Asociación Nacional de Matadores de Toros y Novillos, Rejoneadores y Similares, será hasta este viernes 3 de junio, alrededor del mediodía, cuando en helicóptero o avión del gobierno de Tlaxcala, sea trasladado el cuerpo del sin igual diestro para aterrizar en el aeropuerto internacional de la ciudad de Puebla y luego ser trasladado por carretera hasta el coso Monumental de Apizaco, Tlaxcala, donde se llevará toda la ceremonia de despedida a Rodolfo Rodríguez “El Pana” en lo que se refiere a lo físico pues en lo sentimental se quedará para siempre en el alma y el recuerdo de quienes fuimos sus admiradores desde su etapa novilleril. Descansa en paz torero bueno.